Cómo Afilar un Cuchillo Jamonero en Casa con Chaira o Piedra

Si sueles comer jamón en tu hogar, te interesará saber cómo afilar un cuchillo jamonero en casa. El afilado del cuchillo es muy importante para conseguir un corte limpio y fácil de las lonchas de jamón y que, además, éstas tengan el grosor deseado. ¡Vamos allá!

¿Cómo se afila un cuchillo jamonero?

Existen varias técnicas de afilado de herramientas de corte, pero estos tipos de cuchillos a menudo se venden con un utensilio para ese fin llamado chaira, que tiene forma de barra metálica fina.

Si no te viene incluida al comprarlo, puedes adquirirla por separado en cualquier ferretería, cuchillería o tienda especializada en el corte de jamón.

Además, otra excelente opción para afilar tu cuchillo jamonero es usar una piedra de afilar, cuyos resultados son mejores, aunque requiere algo más de tiempo.

“Si no estás acostumbrado, afila despacio y con seguridad, obtendrás los mismos resultados.”

- El Maestro Jamonero

Cómo afilar un cuchillo jamonero con una chaira paso a paso

Lo más importante es hacerlo con la suficiente protección y seguridad, ya que estos cuchillos pueden cortar mucho y hay que evitar accidentes. Veamos los pasos a seguir:

  1. Limpia el cuchillo y la chaira con agua y jabón.
  2. Sécalos completamente con un trapo sin pelusa.
  3. Coge el cuchillo con la mano con la que escribes y la chaira con la otra.
  4. Mantén firme y quieta la chaira en todo momento, también puedes ponerla vertical apoyada en un mármol o mesa.
  5. Coloca la hoja del cuchillo sobre la chaira en un ángulo de 15 grados e intenta no modificarlo durante el afilado.
  6. Desliza la hoja del cuchillo por la chaira de punta a punta procurando pasar por toda la largada del filo del cuchillo jamonero.
  7. Puedes hacerlo en ambas direcciones, pero asegúrate que las últimas pasadas las haces en la dirección en que corta el cuchillo, no al revés.
  8. Repite los pasos con el otro filo del cuchillo hasta que esté completamente afilado.
  9. Lava el cuchillo y la chaira para quitar el polvo metálico y sécalos al momento para que no se oxiden.

Tipos de chairas para afilar cuchillos

Las chairas pueden ser de distintos materiales. Por ejemplo, el diamante es el material más agresivo, quita mucho metal y afila rápido. El acero estriado, en cambio, es muy útil para pulir un cuchillo ya afilado por una chaira de material más agresivo.

Si solamente quieres afilar tu cuchillo jamonero y algún cuchillo de cocina más que tengas en casa, no necesitas más de una chaira. Pero si buscas un afilado más profesional, quizás te sea más útil contar con varias diferentes y con una piedra de afilar.

Cómo afilar un cuchillo jamonero con piedra

El afilado con piedra dura mucho más y deja un filo excepcional, de una calidad que una chaira no podría conseguir fácilmente. Sin embargo, es un proceso más lento y hay que preparar la piedra antes del afilado.

Por lo tanto, en la medida de lo posible, lo ideal es contar con una piedra de afilar para dejar el filo de la hoja del cuchillo jamonero como nuevo. Pero si tienes una buena chaira y no usas ni desgastas el cuchillo a diario, tienes suficiente.

Tipos de piedras para afilar

Existen las piedras naturales y las artificiales. Generalmente, las naturales se mojan en agua antes de afilar el cuchillo y las artificiales con aceite.

En algunos casos ocurre lo contrario, pero si no eres un profesional de la cuchillería puedes usar cómodamente una piedra de óxido de aluminio que encontrarás muy económica en cualquier ferretería.

Pasos para afilar el cuchillo jamonero con una piedra de afilar

  1. Si la piedra no está pegada a un soporte, sumérgela completamente en agua unos 10 minutos. Si lleva un soporte, ve mojando únicamente la capa superior unos minutos. No dejes que la parte superior se seque.
  2. Mientras el humedece la piedra, lava el cuchillo con agua y jabón.
  3. Coge el cuchillo jamonero por el mango con la mano con la que escribes.
  4. Coloca la hoja en un ángulo de 15 grados sobre la piedra mojada y mantenlo con un dedo de la otra mano para que no varíe el ángulo durante el afilado.
  5. Desliza el cuchillo sobre la piedra sin girar la muñeca para no alterar el ángulo.
  6. Repítelo varias veces y en ambas direcciones hasta que creas que esté afilado.
  7. Haz las últimas pasadas solamente en la dirección en que el filo se desliza hacia delante, como si quisieras cortar la piedra, no en sentido contrario.
  8. Dale la vuelta al cuchillo y repite lo mismo por el otro lado usando siempre la mano dominante.
  9. Pásale agua al cuchillo para retirar el polvo metálico y sécalo.

¿Cómo saber cuándo está suficiente afilado un cuchillo jamonero?

Para asegurarte que has terminado de afilar tu cuchillo jamonero correctamente, puedes hacer una sencilla prueba infalible. La prueba del papel.

Coge una hoja de papel normal con dos dedos por uno de los extremos. Luego con cuidado trata de cortarlo con el cuchillo jamonero desde la parte superior hacia abajo.

Si el cuchillo está adecuadamente afilado, cortará el papel con facilidad y haciendo un corte fino, liso y limpio. No se atascará ni rasgará el papel ni hará mucho ruido. Si no es así, afílalo un poco más y prueba de nuevo.

¿Cada cuánto tiempo hay que afilar un cuchillo jamonero?

Lo ideal es afilarlo antes de cada uso para mantener siempre un afilado y corte de jamón óptimos. Por lo tanto, antes de empezar a cortar jamón, tómate un momento para preparar esta herramienta.

Si tienes un restaurante o tienda especializada, seguramente usarás el cuchillo a diario muchas veces. En ese caso, tendrás que afilarlo con mayor frecuencia para asegurar un corte de jamón de calidad para tus clientes.

Quizás te puede interesar...

¿Te ha resultado útil?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,71 de 5)

Cargando…